María Luisa Martínez, expone su obra «Alas para volar, motivos para regresar», en el Cuartel General del Ejército del Aire en Madrid.

María Luisa Martínez, expone su obra «Alas para volar, motivos para regresar», en el Cuartel General del Ejército del Aire en Madrid.

La profesora María Luisa Martínez León de la Escuela de Arte de Murcia, fue seleccionada en los LXII Premios del Ejército del Aire,  celebrados el pasado día 30 de septiembre en al Cuartel General del Ejército del Aire, del Ministerio de Defensa en Madrid, con su obra pictórica «Alas para volar, motivos para regresar».

ALAS PARA VOLAR, MOTIVOS PARA REGRESAR

Representa la dicotomía de la vida militar, la distancia y diferencia entre la vida profesional/laboral, simbolizada en una gama de colores verdes, a la izquierda, con la preocupación y profesionalidad correspondientes (rondando en la cabeza misiones y temas propios (los aviones, el gesto, el atuendo, el compromiso …), y un pequeño guiño en la parte inferior, con las mascarillas, por la aportación militar en temas de actualidad nacional inesperadas como el COVID, DANA, y otras muchas, dando por sentado, que siempre están ahí, y en la parte derecha, la otra faceta, también de la vida militar, la vida familiar/civil, con una gama más cálida y un gesto más distendido, pero unidos en el centro (por los pies de ambos militares, que dejan entrever, que siguen siendo la misma persona, en diferentes facetas de su vida, sin dejar de ser militar). La dureza o alegría de dejar o reencontrarse con la familia, el necesario distanciamiento, representados en el abrazo e interacción de los niños. Aparece un guiño en la parte superior, a la patrulla acrobática, PAPEA, por las innumerables ocasiones en que forman parte de esa vida civil, y un guiño a los pies, con ese avión de papel, frágil e incierto vuelo, incidiendo en el papel que tiene esta profesión en los más pequeños de la casa, y en la familia. Sin olvidar la BANDERA DE ESPAÑA y SUS CIUDADANOS, nosotros, representados por una mujer, también en la parte derecha, tan presente en ambas facetas, como homenaje y agradecimiento a esta contribución, que de muchas maneras admiramos y valoramos, la labor de todos esos hombres y mujeres de nuestro ejército, y que permite que el resto de ciudadanos podamos sentirnos seguros y vivir unas vidas totalmente AJENAS y ALEJADAS de estas preocupaciones, a pesar de FORMAR PARTE de nuestra convivencia.

¡Enhorabuena María Luisa!