Tete Navarro exalumno de la Escuela de Arte de Murcia, publica el libro ilustrado con un boli BIC “El estilo y la estética de los Mods originales”

Tete Navarro exalumno de la Escuela de Arte de Murcia, publica el libro ilustrado con un boli BIC “El estilo y la estética de los Mods originales”

Alberto (Tete) Navarro, antiguo alumno del Ciclo Superior de Ilustración Escuela de Arte de Murcia, ha publicado recientemente el libro ilustrado “El estilo y la estética de los Mods originales” junto al escritor Dani Llabrés.

Este libro ilustrado con bolígrafo BIC, repasa el origen y los años dorados de la moda utilizada en este movimiento británico clave en el siglo XX. Explica Daniel Llabrés que «determinar cuál era la indumentaria de aquellos mods originales y clasificarla por años desde 1962 a 1966 ha sido una titánica locura a la que, con razón y cordura, nadie se había atrevido jamás. No hay que olvidar que estamos hablando de algo que sucedió hace más de medio siglo y cuyas fuentes, en un inicio, fueron escasas por lo underground de esta subcultura. Conforme lo mod se convirtió en una moda, fueron abundantes pero poco fiables».

Para trasladar todo el imaginario a papel, Llabrés ha contado con las manos y los bolígrafos –sí, todo ha sido ilustrado a boli y a todo color– de Tete Navarro. El escritor se topó con el trabajo de Navarro en el gijonés Euroyeyé, uno de los epicentros mod de España. «Todavía recuerdo ese momento, prácticamente una epifanía, en el que acerqué la nariz a una de sus obras y descubrí que no eran fotografías, sino ilustraciones hechas con bolígrafos de colores», explica el autor.

No tuvo que pasar mucho tiempo para que Navarro propusiera al escritor catalán abordar el proyecto. «Sin duda, él era la persona adecuada por sus años de activismo, militancia y por ser el autor de Mods. Guía para una vida elegante», dice el ilustrador.

Navarro se sometió a las minuciosas instrucciones del investigador Llabrés, «unas 70 páginas por capítulo». A partir de ahí comenzaba con maratonianas jornadas de dibujo en las que, más allá del ‘pico y pala’ que supone dibujar con bolígrafo, la exigencia venía por mostrar un reflejo fiel de lo que Daniel Llabrés tenía en la cabeza.

«Los dibujos debían ser completamente descriptivos y eso forzaba mucho la composición final. Encontrar el equilibrio entre realismo y dibujo fue lo que más tiempo me llevó. Una vez encontré el punto exacto, todo fue un poco más sencillo, solamente debía seguir las indicaciones de Dani, cuidar mucho los detalles y mover el boli lo más rápido posible», señala Tete Navarro.

Además, de los atuendos, creados desde cero con la libertad que ofrece crear dibujos originales, el libro incluye apuntes históricos de la época, curiosidades o una imponente lista de canciones de cada uno de aquellos años.

Fuente: YOROKUBU

No he llevado la cuenta de cuantos bolígrafos han caído, pero a juzgar por cómo me recibe la dueña de la papelería, deben ser muchos. Es como si hubiera salvado a su único hijo de una muerte segura y dolorosa. Y eso que son bolis normales…

TETE NAVARRO.ILUSTRADOR